Yo te veía pasar

Yo te veía pasar, a veces saludabas, otras no, pero lo que sí era seguro era que al pasar mi mirada se iba detrás de vos.  Atraías mi atención e involuntariamente mis ojos no se resistían a ese caminar tan hermoso, hermoso como tu cuerpo, tu rostro, tu pelo y esos ojos tan lindos que nunca he visto en ninguna otra mujer, esos ojos que me cautivan, esa mirada que me encanta y esas pestañas que al parpadear enamoran hasta el viento que se desliza entre ellas. Para ese entonces ni siquiera te hablaba, no sabía mucho de vos y muchas veces al estar con alguien tenía que disimular para que nadie se diera cuenta que, con cada paso tuyo, muy en el fondo de mí me estaba enamorando de vos…

 

Como inevitablemente lo es, el tiempo pasó y en un viaje al que nunca pensé ir se encendió una chispa entre nuestros corazones que días después se convirtió en un incendio que hasta el día de hoy nadie ha podido apagar y que nos mantiene juntos desde hace 3 años. Tres años que han sido maravillosos ya que hemos compartido muchos momentos hermosos que llevo muy dentro de mí y que al recordarlos dibujan una sonrisa en mi rostro e inundan mi cuerpo de un sentimiento de felicidad.

 

Recuerdo que en un principio me costó mucho expresarte lo que sentía por vos ya que las circunstancias en las que se dio lo nuestro fueron un poco difíciles y porque aunque me diste muchas señales no podía creer que una mujer tan linda como vos pudiera estarse enamorando de mí, ya que aceptémoslo, no soy muy guapo que se diga (¡que modesto soy!) pero tengo un corazón que por todas partes lleva tu nombre y tengo todas las intenciones de hacerte la mujer más feliz de este mundo.

 

Sos una mujer maravillosa y sobre todo muy hermosa, solo vos has podido hacer que este hombre aparentemente tranquilo haga muchas locuras, como estar bajo la lluvia a las dos de la mañana con rifle en mano apuntando a una luz que ilógicamente no dejaba vernos. También hiciste que descubriera la habilidad de ser un buen negociante ya que era necesario contar con algunos recursos para poder pasar esas hermosas tardes comiendo pastel a tu lado. Es lindo recordar todos estos momentos y más lindo es ver al presente y saber que aún te tengo a mi lado y que juntos podemos seguir construyendo muchos de esos momentos que nadie va a poder quitárnoslos ni borrarlos de nuestra mente.

 

Espero de todo corazón que Diosito lindo siga bendiciendo la relación de estos dos desobedientes hijos y que nos permita seguir juntos en este camino tan injusto pero tan maravilloso, tan difícil pero tan hermoso al que llamamos vida.

 

Te amo mi princesa, mi nena, mi muñeca, mi vida, mi amor, mi cielo pero sobre todo mi loquita!!!

Anuncios

Lecciones de la vida

Son la 12:40 de la mañana y como cosa rara aún sigo despierto, y más raro aún es que a estas horas de la mañana este comiendo, hace un rato me pasó algo que me hizo sentir muy mal, tan mal que el paquete de jamón que había comprado para el desayuno  lo olvidé en una banqueta a un par de cuadras de mi casa y una hora después me recordé y me di a la tarea de ir a traerlo, me dirigí un poco cauteloso hacia donde lo había dejado porque minutos antes se escucharon varios disparos cerca de donde se encontraba el jamón que afortunadamente nadie encontró y que en estos momentos estoy saboreando, pero lo importante no es el jamón ni la taza de café que me estoy tomando, sino que hoy aprendí una lección muy buena…

Nunca hablen de su pasado sentimental con las demás personas, a menos que sean lo suficientemente maduros e inteligentes para poder escuchar lo que los demás tengan que decir. Yo lamentablemente por cosas pequeñas que escuche no actué ni maduro ni inteligente, pero cuando tu corazón siente que lo hieren creo que hasta la persona más madura e inteligente se bloquea, lo bueno es que dos horas después me siento mucho mejor y ya con la cabeza un poco mas fría me he puesto a pensar en que no me debo ahogar en una gota de agua, porque por algo tan pequeño llegué a sentir un gran nudo en la garganta que me hizo descubrir que soy una persona muy sensible, pero ¿como no ser sensible con las cosas que de verdad te importan en la vida?, por mas que busco no encuentro una respuesta lógica para esa pregunta, solo se que cuando experimento cosas nuevas que no se como manejarlas siento miedo, y creo que por naturaleza todos los seres humanos somos así.

Algo que me ayudo a no sentirme mal fue, pensar en el presente, ver las cosas buenas y no sólo las malas, y lo que de verdad me hizo sentir bien fue ver una foto que me había tomado un par de horas antes, al verla me di cuenta de lo afortunado que soy de poder vivir el presente que estoy teniendo, pero siempre hay cosas que te afectan y que no son como uno quisiera que fueran, pero lo importante es no dejar que esas cosas te dañen y no pensar mucho en ellas, es lo que estoy haciendo, voy tratar de distraer mi mente en otras cosas y dejar que el tiempo pase para que a la hora de irme a acostar caiga rendido en mi cama, esto lo aprendí de mi primo, solo que el lo hace cuando tiene miedo de dormir solo en un cuarto, recuerdo cuando me contó esto, por un momento pensé en reírme de él, pero inmediatamente caí en la cuenta de que yo en mi niñez tenía el mismo problema, el cual supere una noche mientras andaba de casería y que por cierto casi mato un caballo, pero eso es otra historia que después pienso contar. También recuerdo que me dijo que no se lo contara a nadie porque le daba vergüenza, pero siento que no es una vergüenza tener miedo, creo que sería más cobarde el ocultarlo, todos le tenemos miedo a algo: A la muerte, al fracaso, al dolor, a las alturas, a la oscuridad, somos seres humanos y tenemos la cualidad de no ser perfectos y de equivocarnos, lo importante es aceptar nuestros errores y aceptarnos unos a otros con los mismos, yo en particular tengo miedo de perder a las personas y cosas que amo, por las que lucho cada día y las que me hacen ser quien soy y que le dan sentido a mi vida.

Lo importante de todo esto es que alguien me hizo caer en la cuenta que detrás de esa persona fuerte y segura que a veces aparento ser, se encuentra un ser humano sensible, inseguro y a veces inmaduro que experimenta el temor de ver como se derrumba algo que el imaginó ser, o algo que es  pero que no esta seguro de ser y que la única forma de estar seguro es que ese alguien le demuestre que si lo es….

Hoy es un buen día para empezar

Después de varios días sin escribir, heme aquí a las 9:26 PM de esta noche fresca de sábado sentado en  la banqueta frente a mi casa, empezando este post que solo dios sabe que rumbo va a tomar, escuchando canciones que me recuerdan buenos momentos de mi vida, acompañado de un litro de pepsi a mi izquierda y una tortilla de harina a mi derecha, solitario como la luna que brilla tras las nubes, que me amenazan con relámpagos en señal de que la lluvia se aproxima hacia mi…  

Desde hace días me he venido repitiendo una frase de una canción, una frase simple y corta pero que me hace reflexionar y que espero aplicar a mi vida lo antes posible, la frase es: “Hoy es un buen día para empezar…”    ¿Sencilla verdad? 

Hay tantas cosas que desde hace mucho tiempo las he venido ignorando y siempre digo que luego las haré pero siempre las pospongo, cosas importantes para mi vida, cosas que debo hacer, que debo olvidar, que debo solucionar y que no puedo seguir ignorando porque me hacen daño, le hacen daño a mi mente, a mi cuerpo, a mi corazón y no pienso dejar que lo sigan haciendo, después de todo, debo cuidarme a mí mismo ya que al parecer nadie más lo va a hacer por mí, y es lógico, cada quien tiene su propia vida, con sus propios problemas, cada quien lucha por ser feliz, por divertirse, por salir adelante y en el camino nadie se acuerda de nadie, creo que nuestro mundo sería muy diferente si mientras estuviéramos en ese camino viéramos hacia atrás para esperar a quienes se quedaron rezagados, si volteáramos a los lados para apoyar a quienes caminan junto a nosotros, si viéramos hacia el frente para darles un impulso a quienes van delante, si levantáramos la mirada para bajar a toda esa gente que no tiene los pies sobre la tierra, si viéramos hacia abajo para tenderle la mano al caído, ayudar a quien nos necesita y a quien no nos necesita también, demostrar que somos la diferencia, y que en ese camino que es la vida, millones de cosas pequeñas que se unen entré si  son lo que precisamente lo sostienen, es como la lluvia que empieza cuando diminutas gotas de agua se unen y forman gotas más grandes y pesadas que las nubes no pueden soportar y las dejan caer, formado una llovizna que con el tiempo puede ser un aguacero, que la tierra espera con ansias para nutrirse y dar vida a las plantas para que nos provean el aire que diariamente respiramos y que por cierto nunca agradecemos por tenerlo…

Creo que cada día es un buen día para empezar, que siempre debemos de tener una mente positiva, y que cuando el mundo se nos venga encima debemos luchar por encontrar ese punto de apoyo que el señor Arquímedes pidió un día para poder levantar al mundo y demostrar que si nos lo proponemos de corazón podemos lograr cualquier cosa, solo basta repetirse a sí mismo una y otra vez nuestros ideales hasta que terminemos creyendo y luchando por ellos…

“Hoy es un buen día para empezar, que mas da lo que fue frente a lo que vendrá, tirar los rencores en algún lugar, que de tanto acumular se me van a reventar, hoy es un buen día para olvidar todas aquellas cosas que me hicieron llorar y dejarlas atrás lo mejor será empezar…” (Ricardo Arjona)

Aunque no lo crean, me enamore…

 

Recuerdo que cada vez que despertaba por las mañanas lo primero que se me venía a la mente era: “que voy a desayunar hoy”, y me sentía vació por no tener a alguien o algo importante en que pensar. Pero hoy cuando abro los ojos al despertar, antes de que me de cuenta, mi mente ya esta pensando en una persona, pero definitivamente no cualquier persona. Afortunadamente nadie de las personas que conozco saben de ella y por experiencia prefiero que nadie sepa ni siquiera donde vive. La verdad no la veo muy a menudo ya que para poder verla tengo que recorrer varios kilómetros pero no me importa hacerlo con tal de pasar un momento al lado de ella.

 

Este post va dedicado a ella, y es la primera vez que escribo acerca de una mujer pero yo se que alguien tan especial como ella merece también algo especial de mi parte y por esa razón lo hago, y no me importa que alguien vaya a burlarse de mi por lo que voy a escribir porque la verdad es algo que estoy sintiendo y no voy a ser tan cobarde como para ocultarlo como generalmente lo hago. Al fin y al cabo yo soy el único que de verdad la conoce y estoy seguro que si alguien tuviera la suerte de conocer a alguien como ella de seguro haría lo mismo que yo.

 

La verdad es muy difícil describirla porque no existen palabras que describan a alguien tan especial como ella, pero voy a tratar de hacerlo…

 

¿Alguna vez han visto la mirada de un niño cuando abre un regalo y descubre que es el juguete que desde tanto tiempo atrás quiso tener? Pues ella es como la luz que brilla en los ojos del niño, es algo tan espontáneo y único que ni el mejor actor del mundo podría llegar a  imitar.

 

¿Han tenido acaso la dicha de ver nacer el sol en la madrugada y ponerse a pensar que mientras sale va iluminando y despertando con su luz a miles de personas en todo el mundo? Pues ella es como el sol, que con su amor y ternura despierta en mi miles de sentimientos que ni siquiera yo sabía que existían dentro de mi.

 

¿Recuerdan la primera vez que vieron una estrella fugaz y de seguro pidieron un deseo? Pues para mi ella no es solo el deseo sino también la esperanza y la ilusión que sentí dentro de mi cuando lo pedí y mas aún, ella es el consuelo que viene después, cuando descubres que los deseos no se hacen realidad pidiéndoselos a una estrella sino luchando por ellos y creyendo de corazón.

 

            Siempre soñé con encontrarme a una mujer que me hiciera sentir vivo, que con solo pensar en ella me hiciera sonreír, que con solo sentir su mano rozando la mía me hiciera sentir mariposas en el estomago, una mujer que al verla  a los ojos me hiciera sentirme querido y que al acariciarla pudiera lograr que mi corazón se acelerara tanto y con ella encontré eso y mucho más. Recuerdo que me ponía a pensar que talvez ella era solo un sueño pero un día me di cuenta que no estaba soñando porque ni siquiera un sueño puede ser tan lindo como ella.

 

            Definitivamente ella ha sabido llenar ese vacío que existía en mí y ha sabido demostrar lo que siente por mi y sinceramente yo no lo hecho, pero no por que no lo sienta sino porque a veces me resulta difícil demostrar lo que siento pero lo estoy intentando y cada día trato de hacerlo con pequeños detalles como este, que espero que cuando lo lea entienda que si a veces actuó como si no me importara, para mi, ella es muy especial y muy importante en mi vida y que la quiero mucho.

 

            Por primera vez en mi vida no quiero pensar en el futuro, ya que el presente que estoy viviendo me tiene embriagado de amor y no quiero pensar que un día el destino, el tiempo o algo haga que tomemos caminos separados, quiero disfrutar cada momento a su lado y espero que ella también anhele lo mismo y si algún día las cosas se terminan espero guardar cada momento en mi mente para poder tenerlos siempre y poder revivirlos cuando ella ya no esté a mi lado…

 

 

           

Nunca cambiemos la esencia de nuestro ser

 

Desde pequeño he tratado de ser una persona un poco distinta a los demás, pero que quede claro que dije distinta lo cual no significa que sea superior o mejor que los demás sino simplemente diferente…

 

Pero la pregunta es: ¿Por qué he tratado de ser distinto a los demás? y para dicha pregunta tengo muchas razones, que se convierten, según mi criterio, en buenas respuestas para la misma.

 

No me gusta juzgar a nadie por sus actitudes, pero si me gusta observar y cuando veo cosas que no me gustan en la gente juzgo, pero no a los demás sino mi mismo, para ver si yo también actuó semejante a ellos, porque es difícil comprender como te miran las demás personas pero he descubierto que observando a los demás puedo por lo menos imaginarme como ellos me ven a mi.

 

No me gusta imitar a una persona aunque dicha persona parezca perfecta porque si lo haría prácticamente me convertiría en ella y tendría que vivir su vida y no la mía. Algo que si hago es tratar de ver las actitudes buenas que tiene alguien y tratar de acoplarlas a mi forma de ser pero muchas veces he encontrado actitudes muy buenas pero que simple y sencillamente no se adaptan a mi personalidad por lo cual no me siento cómodo con ellas y prefiero no integrarlas a mi persona.

 

La mayoría de las personas se dejan influenciar por su entorno, lo cual los hace alterar su verdadera personalidad para ser aceptados por las personas que los rodean, pero ese es el camino fácil, camino que yo nunca he tomado porque prefiero que la gente no me comprenda o no me acepte como soy  antes que cambiar mi forma de ser, no me gusta fingir ni aparentar algo que no soy, yo creo que eso solo lo hacen las personas inseguras de si mismas.

 

Soy de una pequeña y tranquila aldea un poco alejada de la capital y recuerdo que hace un par de años decidí irme a estudiar a Guatemala con el fin de poder prepararme para poder tener un futuro mejor, esa decisión hizo que mi vida cambiara mucho, tuve que alejarme de todo lo que ya estaba acostumbrado y arriesgarme a un cambio que aunque muchos no crean para mi fue grande y difícil porque AFORTUNADAMENTE en el colegio me encontré con personas que me discriminaron por ser distinto, me humillaron me hicieron de menos y me pusieron muchos obstáculos para impedir que siguiera adelante y digo AFORTUNADAMENTE porque aunque fue difícil para mi, hice a un lado todo obstáculo en mi camino y demostré la clase de persona que soy y  gracias a todo lo que me hicieron pasar me convertí en una persona más fuerte y mejor. Sinceramente fueron pocas las personas que me aceptaron sin importarles que yo fuera distinto, personas a las cuales recuerdo y con las cuales estoy muy agradecido porque sirvieron de gran apoyo para mi y que talvez sin ellas no hubiera podido soportar todo lo que viví.

 

Pero todo ese cambio que tuve que pasar no hizo que la verdadera esencia de mi persona se perdiera, sigo teniendo esas cualidades que desde niño consideré imprescindibles para vivir: humildad, sencillez, coraje, sensatez y pasión por lo que me gusta, lastima que la mayoría de personas no vean ni siquiera una de estas cualidades en mi, pero no los culpo, porque se que me juzgan de esa manera por el hecho de que no me conocen bien y se dejan llevar mucho por lo que ven por fuera pero en realidad si solo están viendo por fuera de mi, no están viendo nada de mi, suena confuso pero yo se que las personas que en realidad me conocen lo entenderán.

 

No dejés que las circunstancias, las personas, o el medio en el que vivís afecten tu verdadera personalidad, no vale la pena convertirse en otra persona con el fin de agradarles a los demás porque cuando sos distinto a los demás y no te entienden, la mayoría de las personas piensan que sos raro pero para unas pocas personas que han aprendido a ver las cosas desde otra perspectiva, incluyéndome a mi, eso no es ser raro sino especial…

 

 

 

La mejor y la más chistosa caída de mi vida

vaca

El sábado pasado, mientras regresaba de la universidad luego de someterme por primera vez en mi vida a 3 exámenes finales sin haber estudiado nada, me encontraba cerca de mi casa cuando escuche el inconfundible silbido que hacen mis cuates cuando me llaman y al voltear miro a Kendhell y a Jhony agitando las manos y llamándome desde dentro del taller que se encuentra a la par de mi casa. Al llegar me hicieron la invitación para salir esa misma noche a acampar, la cual acepte inmediatamente sin poner ningún pretexto ya que me encanta alejarme a veces un poco de la civilización y entrar en contacto con la naturaleza.

 

Antes de continuar cabe destacar que nuestra idea de acampar en un poco distinta de la que mucha gente tiene, puesto que lo único que para nosotros es indispensable llevar es la comida y linternas, todo lo demás como sábanas, tienda de acampar, bolsa de dormir, botiquín, etc. para nosotros no son importantes.

 

Bueno, ya continuando con el relato, quedamos de juntarnos a las 7:30 PM y como buenos chapines que somos y respetando nuestras costumbres, entre ellas, la de llegar siempre tarde, nos juntamos a las 9:30 PM “donde la Angelica” (La señora de la tienda de la esquina) lugar del cual mochilas al hombro los tres exploradores (Kendhell, Jhony y su servidor) partimos hacia nuestro destino, el cual era “El Trujillo” una cercana, pequeña y tranquila aldea por la cual pasa la línea del tren.

 

Como en el camino a la ya mencionada aldea se encuentra “La Casona” (Así le llamamos a un terreno que tiene mi familia) decidimos pasar cortando unos pepinos de los que allí se encuentran sembrados. Para realizar dicha tarea tan importante encomendamos nada mas y nada menos que a Kendhell, quien minutos mas tarde regreso con cuatro pepinos que daba hasta lastima verlos de lo pequeños y tiernos que estaban, pero él aseguró que casi no habían pepinos y que eran los mejores que había encontrado (Lo chistoso fue que al día siguiente hubo corte de pepinos en el terreno y cortaron aproximadamente 200 cajas pero Kendhell seguía asegurando que no habían).

 

Durante toda la noche de ese día había estado lloviznando y por dicha razón el suelo estaba resbaladizo, y yo en particular, caminaba con mucho cuidado para no lesionar más mi pie lastimado. Cuando faltaban como 10 minutos para llegar y “mi frijolito” marcaba aproximadamente las 11:00 de la noche sufrí una de las mejores caídas de mi vida intentado evitar una piedra que se miraba muy lisa. Al momento de impactar al suelo sentí que caí en algo suave e inmediatamente imagine que me había llenado de lodo el pantalón, luego escuche las carcajadas de Kendhell que venía detrás de mí. Cuando me levante y estaba a punto de limpiarme Jhony alumbró hacia el lugar del impacto y se dio cuenta que lo que yo creí que era lodo era mas bien una gran “plasta de vaca” la cual lamentablemente no se encontraba en estado sólido, luego de haber sido alertado sobre dicho descubrimiento se incrementaron las carcajadas entre las cuales sobresalían espléndidamente las de Kendhell que se tiró al suelo para poder burlarse mas cómodamente de mi.

 

Después de varios minutos aguantando las burlas y carcajadas decidí quitarme el pantalón y lavarlo en la “quebrada de agua” que pasaba a un par de metros del lugar pero aunque el agua ayudo un poco no fue suficiente para poder quitar el mal olor que tenía mi pantalón, el cual me tuve que volver a poner todo mojado. Al llegar a nuestro destino nos instalamos en (o mejor dicho, invadimos) “La Bartolina” (Así le llaman a una tienda echa de bambú y palma que se encuentra en esa aldea). Como en esa aldea viven los abuelos de Kendhell decidimos ir a despertarlos para pedirles un poco de jabón para lavar mi pantalón y mis manos, cuando llegamos se encontraban despiertos según ellos por la bulla de los perros que tienen, pero yo creo que fue Kendhell quien los despertó con sus carcajadas desde el lugar de mi pequeño incidente…

 

Mientras yo lavaba mi pantalón Kendhell fue a despertar a su primo Herminio alias “Chile Seco” para ver si tenía un pantalón para que me prestara, afortunadamente encontró uno y me lo puse, la verdad con ese pantalón me sentía como un autentico rockero puesto que me quedaba bastante apretado pero mientras estuviera seco no me importaba. Después de tomarnos una sabrosa taza de café que la abuela de Kendhell amablemente nos hizo, regresamos a “la Bartolina” donde nos esperaba un tanto desesperado Jhony.

 

Como a eso de las 12:15 AM y con una pequeña cantidad de leña logramos juntar fuego para poder calentarnos y hacer un poco de café y luego procedimos a comer hasta que no nos cupo más. A la 1:00 de la mañana decidí preparar mi colchón para poder dormir, el cual consistía en una capa de nylon que tuve que romper y que compramos en la tienda de la esquina de mi casa por la cómoda cantidad de Q 3.00. Los demás hicieron lo mismo y nos acostamos pero no a dormir sino a recordar mi increíble y original caída y a platicar, hasta que como a eso de las 3:00 A.M. nos venció el sueño.

 

Una hora más tarde por la falta de chamarras me desperté temblando del frío y tuve que ir a revivir las pocas brasas que quedaban en la fogata para poder calentar lo que había quedado de café en la jarrilla y poder entrar un poco en calor. A las 4:30 A.M. volví a acostarme solo para que media hora mas tarde un “Sinsonte” me despertara con su canto (o mejor dicho, con su maldita bulla). Minutos mas tarde nos encontrábamos todos despiertos, y después de haber ido a devolver el pantalón que me habían prestado y de haberme tenido que poner mi pantalón todo mojado, emprendimos el camino de vuelta hacia nuestra querida aldea ya que como maestro responsable que soy, tenía que dar clases de computación a las 9:00 de la mañana. En el camino de regreso no paso nada fuera de lo normal, sólo cuando pasamos por el lugar de mi caída que Kendhell volvió a revivir las imágenes de la noche anterior y decidió darle de nuevo rienda suelta a sus carcajadas.

 

Moraleja: Cuando tengas una caída, no busques caer sobre algo suave, no vaya a ser que una vaca ande cerca. jajajajajajajajajaja………….

 

 

 

Una Noche Inolvidable

El día de ayer por la noche mi tía se esmeraba preparando una cena para celebrar el cumpleaños de su esposo, cena en la cual no pude estar presente debido a que fui convocado una horas antes para un partido de papi-fut a las 8:30 de la noche, cuando ya se acercaba la hora mencionada tuve que dejar de estudiar (y de chatear) para irme hacia la cancha de papi-fut; mientras me dirigía hacia allí iba pensando en el partido que me esperaba porque luego de tres victorias consecutivas y un empate nuestro quinto partido prometía ser un partido difícil…

 

Una hora mas tarde con los ánimos un poco exaltados debido a los árbitros y a dos goles que estos se sacaron de la manga (en nuestra contra) perdimos por la mínima diferencia, pero a pesar de haber perdido, o mejor dicho, de que nos hicieran perder, mi autoestima estaba inalterable puesto que me sentía bien porque había dado lo mejor de mi…

 

Mientras caminaba por las calles de mi querida aldea, iba meditando acerca del partido y tragándome un montón de palabras que hubiera querido decirles a los árbitros. Después de aproximadamente un par de cientos de pasos, me encontraba como a media cuadra de mi casa, pero mi mente ya no estaba ocupada por la imágenes del partido disputado minutos antes sino por las estrellas que brillaban en el cielo en estas noches calurosas de verano, cuando de repente escuche el sonido de la música que venía desde mi casa y al llegar frente al portón me percate que en el patio de mi casa estaban algunos miembros de mi familia bailando, cantando y bromeando a sus anchas, y por alguna razón mi cuerpo no se resistió y entre bailando a mi casa para empezar a entrar un poco en ambiente…

 

Una vez que me había convertido en parte de la celebración me recordé que al siguiente día tenía tres exámenes finales y la entrega de un proyecto en la universidad lo cual me desanimo un poco y me hizo entrar en un dilema: Una parte de mi sabía que tenía que terminar mi proyecto y estudiar para los exámenes pero mi otra parte sabía que esas noches en que la familia esta reunida y tan alegre no suceden muy a menudo, así que, opte por quedarme con mi familia bromeando y disfrutando del aire fresco de la noche…

 

Media hora mas tarde con mi cámara de video en mano me encontraba grabando a mis dos primitos mientras nos deleitaban con sus representativos pasos de baile que no tenían nada que envidiarles a los de Michael Jackson. Los minutos pasaban y uno de mis primitos me pareció que era la viva imagen del conejo de Duracell, porque a pesar de tener un buen rato bailando lo seguía haciendo con la misma intensidad que con la que había empezado…

 

Como a eso de las 11:00 de la noche decidí entrar a mi casa a darme un refrescante baño para poder relajarme y proseguir con la realización de mi proyecto el cual terminé aproximadamente una hora mas tarde, luego me puse a estudiar para mis exámenes hasta que creí que ya era suficiente. Minutos después estaba a punto de acostarme cuando por alguna extraña razón algo me impulso a empezar a escribir estas líneas que ustedes están leyendo y me puse a recordar que desde una semana atrás venía pensando en varios posibles temas para publicar mi primer post y me di cuenta que elegí este tema porque habla de mi familia y de una noche que disfrute mucho estando a su lado. Porque para mi, todos y cada uno de los miembros de mi familia son lo mas importante de mi vida, son mi razón de ser y la razón que me impulsa a desvelarme cada noche estudiando y a levantarme después de haber dormido unas dos horas (bueno, eso es cuando me va bien)  para ir a seguir extendiendo mis conocimientos en mi querida Universidad de San Carlos a la cual me siento de verdad orgulloso de pertenecer por que para mi es uno de los retos mas grandes que me he propuesto en mi vida y uno de los cuales le pido a Dios que me ayude a completar…

 

Creo que ya me estoy poniendo un poco sentimental, pero bueno, eso demuestra que aunque muchos no lo crean también tengo sentimientos y estoy seguro de que todas las personas los tenemos, solo que algunas personas nos esforzamos en ocultarlos y otras (como yo en esta ocasión) preferimos mostrarlos a los demás.

 

Ya para terminar, solo les comento que espero tener muchas mas de esas noches tan inolvidables al lado de mis seres queridos, los cuales estoy muy agradecido con Dios por ponerlos a mi lado y que ustedes también puedan tener momentos así para que sientan lo lindo que es compartir con las personas que uno ama y también para que entiendan estas palabras que he escrito y que lastimosamente para muchos solo han de parecer palabras cursis y tontas…. Hasta la próxima……